Cómo interpretar mi nómina. Parte 2: Deducciones.

Cómo interpretar mi nómina. Parte 2: Deducciones.

Continuando con la explicación que iniciamos en el anterior post sobre cómo interpretar una nómina, hoy vamos con la segunda y última parte y retomamos el ejemplo que os mostramos en la primera parte:

Las Deducciones

En este segundo bloque se encuentran todos aquellos conceptos, en virtud de los cuales, el pagador descuenta al perceptor de sus percepciones, para ingresarlo a su vez en la Administración Pública. En este sentido, el pagador hace de recaudador de la Administración Pública, dado que, las cantidades que descuenta o retiene al perceptor, deben ser ingresadas en su nombre, en la Seguridad Social y en la Agencia Tributaria. Vamos a ver los principales bloques de deducciones o cantidades que el pagador descuenta al perceptor en su nómina: 

2.1.-Aportaciones del trabajador a la Seguridad Social. Uno de los capítulos esenciales. En la relación empleador-perceptor, ambas partes aportan cotizaciones a la Seguridad Social. En este apartado, el empleador pagador descuenta la parte que corresponde aportar al trabajador perceptor. En términos medios, estas aportaciones del trabajador suponen alrededor del 6%, y se desglosan en epígrafes como: contingencias comunes, desempleo, formación profesional, horas extraordinarias, horas por fuerza mayor, etc… En nuestro ejemplo, este trabajador aporta en total, por todos estos conceptos, 90,89 euros a la Seguridad Social. La empresa pagadora se los descuenta de su nómina, y es la responsable de ingresarlo en tiempo y forma en la Seguridad Social, a través de los correspondientes modelos RLC y RNT (antiguos TC1 y TC2). 

2.2.-Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). El otro capítulo principal que supone descuento de haberes a los trabajadores. Es un % del sueldo bruto (determinado en función de las circunstancias económicas, personales y familiares del perceptor trabajador), que retiene o descuenta la empresa pagadora, y que a su vez, está obligada a ingresar en la Agencia Tributaria, en tiempo y forma, a través del modelo 111. En nuestro caso, a este trabajador le han retenido un 5,96% de su sueldo, que supone un descuento de 85,31 euros, que su empresa ingresará en su nombre en la Agencia Tributaria. Este dinero, es un adelanto del IRPF del perceptor trabajador, en su declaración anual por este impuesto. 

2.3.-Anticipos. Si el perceptor hubiera recibido algún adelanto o anticipo de su sueldo, antes de final del mes que se liquida, sería objeto de descuento en este apartado. En este caso, no ha lugar. 

2.4.-Productos recibidos en especie. Si el trabajador cobrara parte de su salario en especie (coche de empresa, por ejemplo), se le descontaría en este apartado el contravalor monetario de dicha contraprestación en especie. En nuestro caso, no hay descuento por este concepto, porque no hay salario en especie. 

2.5.-Otras deducciones. Ejemplos típicos de esta casuística serían los embargos salariales. Si como consecuencia de una resolución judicial, se comunica a la empresa pagadora que detraiga parte del sueldo del trabajador, y lo ingrese en el juzgado correspondiente, a cuenta del trabajador perceptor, este sería el apartado donde realizar y reflejar este concepto. En nuestro ejemplo, el trabajador perceptor tiene dos embargos, los cuales se van a liquidar a través de su empresa pagadora, lo que le supone un descuento en su sueldo de 248,3 euros (45,8 + 202,5). 

No Comments

Post A Comment